Representación ante la SANTA SEDE

Santa Misa de Nochebuena: 'El Niño nos enseña lo que es importante en nuestra vida'

28/12/2015

El jeves 24 de diciembre, el Papa Francisco presidió la Santa Misa de Nochebuena, en la Basílica de San Pedro.

En representación de Embajada de la República Argentina ante la Santa Sede, participaron en la celebración la Enacargada de Negocios a.i., la Ministra María Fernánda Silva, y  todos los funcionarios diplomáticos y el adgregado administrativo de esta Representación. 

La Misa Solemne comenzó con el canto del “Kalenda”, el “anuncio del nacimiento del salvador” en latín. 

En su homilía el Santo Padre subrayó que "el mensaje contenido en el misterio de esta noche viene verdaderamente de Dios. No hay lugar para la duda; dejémosla a los escépticos que, interrogando sólo a la razón, no encuentran nunca la verdad. No hay sitio para la indiferencia, que se apodera del corazón de quien no sabe querer, porque tiene miedo de perder algo. La tristeza es arrojada fuera, porque el niño Jesús es el verdadero consolador del corazón”.

Por eso,  instó a todos a guardar silencio, dejar que Jesús recién nacido hable y grabar en el propio corazón su mensaje, sin apartar la mirada de su rostro.

“Dejemos que este niño nos hable. Él nos llama a tener un comportamiento sobrio, es decir, sencillo, equilibrado, lineal, capaz de entender y vivir lo que es importante” afirmó.

También recordó que en un mundo "a menudo duro con el pecador e indulgente con el pecado, es necesario cultivar un fuerte sentido de la justicia, de la búsqueda y poner en práctica la voluntad de Dios".

"Ante una cultura de la indiferencia, que con frecuencia termina por ser despiadada,- el Papa Francisco nos indicó que - nuestro estilo de vida ha de estar lleno de piedad, de empatía, de compasión, de misericordia" la cual debemos extraer "cada día del pozo de la oración".

Después de la bendición final de la Misa, el Santo Padre se acercó a la imagen del Niño Jesús que estaba a los pies del baldaquino del Bernini, y le cargó en sus brazos hasta el pesebre situado en el ingreso de la basílica, acompañado en cortejo por varios niños que cargaban flores, seguidos por los obispos y sacerdotes que concelebraron en la misa.

 

Texto completo de la homília de Su Santidad el Papa Francisco:

http://w2.vatican.va/content/francesco/es/homilies/2015/documents/papa-francesco_20151224_omelia-natale.html


 

Fondo argentino de cooperación sur-sur y triangular