Representación ante la SANTA SEDE

La Embajada de la República Argentina ante la Santa Sede dona dos Ceibos al Papa Benedicto XVI

 

El día martes 24 de abril de 2012 tuvo lugar en el Vaticano, en la magnífica “Sala dei Notai” del Governatorato, la ceremonia de entrega de dos árboles de Ceibo, donados al Santo Padre por la Embajada de la República Argentina ante la Santa Sede para que sean plantados en los Jardines Vaticanos y en los jardines de Castel Gandolfo, respectivamente.  

 

Image preview                 Image preview   

                                

La ceremonia de entrega de los Ceibos  tuvo lugar en la “Sala dei Notai" del Governatorato      

        

La donación, realizada con motivo de celebrarse el bicentenario de la independencia argentinafue entregado al Secretario General del Governatorato, Mons. Giuseppe Sciacca, por el Embajador argentino ante la Santa Sede, D. Juan Pablo Cafiero, quien al momento de entregar los Ceibos declaró que “el hecho de haber admitido en los Jardines vaticanos el árbol del que brota nuestra flor nacional representa más bien un dono del Santo Padre al pueblo argentino”.

 

 Image preview                     Image preview

 

De izq a dch :Min.Díaz, Emb.Cafiero, Mons.Sciacca    De izq a dch :Cons. Hurtado, Min.Díaz,Emb. Cafiero   y Secr. Di Fazio                                                                          y  Secr. Di Fazio  


 

Durante el acto, al que concurrieron también el Director Legislativo de Culto de la Provincia de Buenos Aires, D. Gerardo Di Fazio y los funcionarios de la Embajada de la República Argentina ante la Santa Sede, el Ministro José Carlos Díaz y la Consejero Patricia Edith Hurtado, el Embajador Cafiero quiso también recordar como en la mitología guaraní la flor del Ceibo representa la mujer india Anahí, quien, condenada a la hoguera por los conquistadores españoles, se transformó en la flor roja y estupenda que brota de este árbol. Siempre según esta leyenda – explicó el Embajador -  la lucha de los indios para la libertad estalló y se difundió en todo el país, así como las semillas del Ceibo, que en la realidad, transportadas por el viento y las aguas de los ríos, se difunden por toda la Argentina y embellecen sus paisajes.

 

 

             Image preview

El Embajador Cafiero quiso recordar la legenda guaraní sobre la flor del Ceibo


 

Fondo argentino de cooperación sur-sur y triangular