Representación ante la Santa Sede

El Papa Francisco recibió en Audiencia privada a la madre de Víctor Saldaño

El sábado11 de junio, el Papa Francisco recibió en Audiencia Privada a la Sra. Lidia Guerrero, madre del único argentino condenado a muerte en Estados Unidos.

Se trata de Víctor Saldaño, un cordobés de 44 años, que se encuentra preso en la cárcel de Huntsville, Texas, tras haber sido condenado a muerte por el robo y asesinato del norteamericano Paul King en 1995.

En el encuentro que tuvo lugar en la Biblioteca del Palacio Apostólico, a las 11.00 horas, la Sra. Guerrero fue acompañada por los representantes legales de su hijo, el Abogado Juan Carlos Vera y el Abogado, y ex Embajador Argentino ante la santa Sede, Juan Pablo Cafiero.

Tras la audiencia, Lidia Guerrero mantuvo una rueda de prensa, en la que informó a los medios de algunos detalles de su encuentro con el Pontífice.

“El Papa me dijo que rezaba por mi hijo y que lo lleva en su corazón y en su memoria”, dijo la madre de Saldaño, quien además destacó la lucha que lleva adelante la Iglesia en contra de la pena de muerte, algo que el Papa ha pedido abolir en varias ocasiones.

Asimismo, recordó que la situación de su hijo es desesperante por “el modo de vida, el aislamiento, la falta de contacto físico y de relación con otros seres humanos”. A ese respecto, resaltó que la última vez que le permitieron ver a su hijo fue en noviembre de 2014, pero afirmó que este nuevo encuentro con el Pontífice - Lidia Guerrero habló con el Papa sobre su hijo, ya el 5 de febrero de 2014 después de la Audiencia General de ese miércoles -  aumentó su esperanza.

Los abogados de Saldaño piden “que se anule la condena a muerte y lo internen en un psiquiátrico” dado que “es lo que necesita por su enfermedad”.

Asimismo, quieren que quede claro que “la pena de muerte no sirve. En Estados Unidos la tienen aprobada 32 estados y 18 no y, sin embargo, la tasa de criminalidad es exactamente la misma”.

Merece la pena recordar que el pasado 20 de marzo de 2015 el Papa recibió a una delegación de la Comisión Internacional contra la Pena de Muerte. En dicha ocasión, como ya en muchas otras, el Pontífice resaltó que “hoy en día la pena de muerte es inadmisible, por cuanto grave haya sido el delito del condenado” y afirmó que ''para un Estado de derecho, la pena de muerte representa un fracaso, porque lo obliga a matar en nombre de la justicia.”


 

Fondo argentino de cooperación sur-sur y triangular